Vacaciones cortas ¿sí o no?

 
30 de marzo de 2015
 

Vacaciones de Semana Santa

 

Llega la Semana Santa lo que para muchos significa poder disfrutar de las primeras vacaciones desde que dio comienzo el año. A pesar de no ser unas vacaciones de las consideradas largas, es importante tener en cuenta que no por ello tienen que resultar menos necesarias, y es que estas cortas vacaciones pueden sernos muy beneficiosas.

Para los expertos el poder realizar descansos cortos y de forma regular es fundamental pare el bienestar humano, es por ello que no recomendamos acumular todo el descanso de un año en un solo periodo vacacional, incluso aunque este sea más largo. Lo ideal sería poder disfrutar cada 3 o 4 meses de unos días de vacaciones y ahora tenemos esa oportunidad.

 

Estas vacaciones pueden resultar muy beneficiosas por varios motivos, algunos de ellos son los siguientes:

  • Suponen una despedida al invierno, esa estación del año en la que predomina la apatía debido al mal tiempo y a la escasez de luz durante sus días. De nuevo luce el sol, los días son más largos y podemos disfrutar de unas agradables temperaturas que, sin duda, elevan nuestro estado de ánimo consiguiendo una dosis de positividad.
  • Para la mayoría de personas, el primer trimestre del año resulta uno de los más estresantes, por lo que estas pequeñas vacaciones pueden sernos de gran oportunidad para relajarnos y librarnos del estrés que hemos ido acumulando durante estos meses.
  • Al ser unas vacaciones cortas, de cuatro o cinco días como mucho, nuestras expectativas tampoco suelen ser tan altas como cuando nos enfrentamos a las vacaciones estivales. Esto sin duda es un punto a nuestro favor, dado que de esta forma será mucho más fácil que consigamos alcanzarlas e incluso superarlas de forma, más o menos, sencilla. Estas bajas expectativas aumentarán la posibilidad de que podamos sentirnos satisfechos con lo que acontezca en estos días.
  • El tema económico, si tenemos en cuenta la corta duración de estas vacaciones comprobaremos que los gastos que podemos efectuar durante estos días ni de lejos se aproximan a los que supondrán las vacaciones estivales. Además, por este mismo motivo, son muchas las parejas o familias que deciden no realizar grandes desplazamientos lo que supone un mayor ahorro.

 

Recomendaciones para disfrutar de estos días:

 

1. Desconectar. Es fundamental dejar de lado aspectos relacionados con el trabajo, así que fuera móvil, correo electrónico, etc.

2. Seamos flexibles. Está bien que nos hagamos una idea de en qué deseamos invertir nuestro tiempo libre durante estos días, pero estaría bien evitar la rigidez, la cual solo nos acercará al estrés del cual estamos intentando librarnos.

3. No desesperes. Atascos, largas colas de gente, etc. Esto es algo que muy probablemente nos encontraremos estos días, toma aire y piensa en que realmente no es tan grave, estás de vacaciones, intenta disfrutar de cada momento.

4. Actividades al aire libre. Disfrutar de unas vacaciones al sol contribuye sin duda a nuestro bienestar psicológico, sal a pasear por la montaña, por la playa, etc.

5. Descanso. Aprovecha estos días para descansar,  para conseguir un poco de energía extra y de esta manera volver al trabajo con las pilas totalmente cargadas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Ya solo me queda desearos a todos unas felices “cortas pero beneficiosas” vacaciones de Semana Santa.