Habilidades Sociales: Asertividad

 

¿Qué son las Habilidades Sociales?

27 de enero de 2014
 
Caballo (1986) define las habilidades sociales como "ese conjunto de conductas emitidas por un individuo en un cotexto interpersonal que expresa los sentimientos, actitudes, deseos, opiniones o derechos de ese individuo de un modo adecuado a la situación, respetando esas conductas en los demás, y que generalmente resuelve los problemas inmediatos de la situación mientras minimiza la probabilidad de futuros problemas".
 
 
¿Por qué son tan importantes?
 
Existen muchos motivos por los cuales el trabajo en habilidades sociales resulta fundamental en numerosas terapias, algunos de ellos son:
  • Nos ayuda a conseguir aquello que deseamos.
  • Nos permite comunicarnos con los demás de forma satisfactoria.
  • Nos ayuda a resolver situaciones conflictivas.
  • Nos hace tener en cuenta a los demás.
  • Favorece nuestra autoestima.
  • En definitiva, ayuda a mejorar nuestra calidad de vida.
 
¿Cómo se adquieren estas habilidades?
 
Desde pequeñitos vamos aprendiendo este tipo de habilidades cuando observamos a las personas de nuestro alrededor relacionarse con los demás. Especialmente nos fijamos en aquellas personas importantes para nosotros, hermanos, padres, abuelos, etc. Por ejemplo: un niño observa como su mamá le da las gracias a papá después de servirle un vaso de agua. Este niño cuando se encuentre en una situación igual o similar, lo más probable es que imite la conducta observada y de las gracias. Es importante tener en cuenta que los adultos actuamos como modelos a seguir para los niños/as, a ellos les gusta imitarnos, así que debemos ser cuidados con el tipo de conductas que llevamos a cabo en presencia de ellos.
 
Pero no solo podemos aprender estas conductas a través de la imitación o el modelado, mediante la observación directa y la práctica también pueden ser adquiridas, por lo que nunca es tarde para mejorar nuestras habilidades sociales.

 
 
¿Cuáles son las habilidades sociales básicas?
 
Dentro de las habilidades sociales podemos encontrar:
  • Las habilidades conversacionales: como iniciar, mantener y finalizar una conversación.
  • Habilidades para establecer y mantener una relación de amistad.
  • Dar y recibir cumplidos.
  • Cómo afrontar críticas.
  • Habilidades relacionadas con los sentimientos, emociones y opiniones: la asertividad.
  • Habilidades para relacionarse con autoridades.
  • Cómo hablar en público.
  • Etc.
 
 
¿Qué es la asertividad?
 
Es una parte fundamental de las habilidades sociales. Podríamos definir la asertividad como la capacidad de autoafirmar los propios derechos sin dejarse manipular y sin manipular a los demás. La persona asertiva conoce sus propios derechos y los defiende, respetando a los demás, es decir, no vamos a intentar "ganar a toda costa" sino a "llegar a un acuerdo".
La persona asertiva sabe decir "no" cuando hay algo que no desea hacer, sabe mostrar su postura hacia algo, sabe expresar sus sentimientos, sabe pedir favores, sabe reaccionar ante un ataque, etc.
 
Si tenemos en cuenta la forma en la que nos comunicamos, podemos distinguir tres estilos de respuesta: el pasivo, el asertivo y el agresivo:
 
  1. La persona con un discurso pasivo prefiere callarse en muchas ocasiones a expresar sus deseos u opiniones. Esto provoca frecuentes conflictos interpersonales, enfado con uno mismo y con los demás. Esta persona ve como constantemente pierde oportunidades, lo que puede mermar su autoestima, llegando a producir sintomas depresivos en muchos casos.
  2. La persona asertiva suele expresar sus mensajes en primera persona "yo pienso", "me parece", ... Consigue resolver los problemas que se le presentan, se siente a gusto con los demás y consigo mismo, favoreciendo así su autoestima. Se siente con control y satisfecho con su forma de llevar a cabo las interacciones sociales.
  3. La persona con un discurso agresivo, suele hacer daño a los demás, sintiendo posteriormente, sentimientos de culpa, frustración, enfado... Suele presentar una imagen pobre de sí mismo dado que su forma de comunicarse le ocasiona constantes conflictos interpersonales.