Estado de ánimo ¿nos afecta el clima?

 
19 de enero de 2015
 

Tristeza en días grises

 

Estamos en invierno, lo que significa muchos días grises y lluviosos, de esos de “sofá y manta”. Muchas veces hemos oído eso de que en días nublados nuestro humor cambia, dejando paso a emociones de tristeza, melancolía,…

Pero ¿es cierto eso de que el clima afecta a nuestro estado de ánimo?

La respuesta a esta pregunta es sí. Nuestro estado de ánimo se ve influenciado por muchas variables, las personas que tengamos a nuestro alrededor, las actividades que realicemos durante el día, la práctica o no de ejercicio físico, nuestra situación personal, nuestra manera de ver las cosas… y también el clima.

Ahora bien, al igual que el resto de variables hay que tener en cuenta que no a todo el mundo le afecta por igual. Hay personas que incluso disfrutan de estos días, reuniendo a la familia alrededor de una buena comida caliente, y en Murcia, los días de lluvia son sinónimo de migas.

Pero ¿por qué afecta el clima a nuestro estado anímico?

Pues bien, está demostrado que la exposición al sol nos aporta vitamina D, la cual afecta a nuestro sistema hormonal, aumentando los niveles de serotonina, esa hormona a la que llamamos “hormona de la felicidad”, y sobre la que actúan muchos de los fármacos antidepresivos que conocemos. De esta manera, cuanto menores sean los niveles de serotonina, más apáticos, tristes,… nos encontraremos, y al revés. Así, en esta época del año, al tener menos horas de luz y muchos más días grises o lluviosos, en los que apenas podemos ver el sol, la cantidad de serotonina liberada será más baja por lo que tenderemos a estar algo más tristes.

 

Y ¿qué es exactamente la tristeza?

 

La tristeza es una emoción que se produce ante situaciones que interpretamos como no placenteras y que tradicionalmente ha sido considera una de las “emociones negativas”. Aunque teniendo en cuenta su capacidad adaptativa puede resultar incluso positiva en determinadas situaciones.

Hay que tener en cuenta que habrá momentos en los que esta emoción no tenga unas características tan negativas, hablamos por ejemplo del sentimentalismo, o aquellas otras en las que se produce la nostalgia (un estado afectivo en el se combinan la emoción de tristeza y la emoción de alegría).

 

¿Para qué nos sirve experimentar esta emoción?

 

Una de las funciones esenciales de la tristeza tiene connotaciones sociales, ya que la expresión de dicha emoción se interpreta como una petición o demanda de ayuda a las personas de tu entorno. De esta forma se incrementa la cohesión social y la unión entre miembros de un grupo, fomentando las conductas de ayuda que tan importantes son en nuestra sociedad.

Además, se considera que tiene una importante función personal, y es que la tristeza es una de las emociones más reflexivas que existen, por lo que nos permite hacer introspección, realizar un análisis personal acerca de nuestra situación, nuestro pasado, futuro,… de nuestra vida en general. De esta forma la tristeza puede ayudarnos a aceptar la realidad y, de esta manera, solucionar cualquier problema que tengamos en el momento actual o que consideramos pueda acontecer en un futuro.

Por ello, debemos tener muy presente que existen determinados momentos en los que es necesario disminuir nuestra actividad y aprovechar para reflexionar sobre nuestra vida y hacia dónde queremos ir.

Psicología Tristeza Invierno como afecta el clima a las emociones Ana Pérez Martínez
Y sobre todo, que aunque no lo veamos, el sol siempre está ahí.