¿Qué es el Coaching Profesional?

14 de mayo de 2015
 

Hablemos de Coaching

 

Los términos coaching y coach han pasado a formar parte de nuestra estructura social con una rapidez sorprendente, escuchamos estas palabras en los medios de comunicación, vemos anuncios en los que se ofrecen los servicios de este tipo de profesionales, leemos en la prensa noticias sobre ello,… A pesar de esto, son muchas las personas las que aún desconocen cuál es exactamente su significado, o cuáles son las funciones que desempeñan aquellas personas que se dedican a ello. Pues bien, en este artículo intentaré dar respuesta a estas y otras preguntas, procurando dejar claro qué es aquello a lo que llaman Coaching Profesional.

 

Actualmente, cuando hablamos de un coach, nos referimos a un entrenador, un facilitador, una especie de guía que actúa en el plano mental, y, en determinadas ocasiones, también en el plano físico. El trabajo del coach consiste en ayudar a una persona o un grupo de personas, a lograr aquello que se hayan propuesto (conseguir un trabajo, mejorar su condición física, lograr ser un buen líder,..).

En cuanto al coaching, este será el trabajo o actividad que desempeña el coach, dirigida, como cito anteriormente, a la consecución de los objetivos que el cliente o clientes deseen alcanzar.

El coaching puede llevarse a cabo de forma individual o grupal. Además, puede aplicarse prácticamente a todas las áreas de nuestra vida: en el plano personal, deportivo, laboral, organizacional, ejecutivo, familiar, educativo, etc.

Es importantísimo tener en cuenta que este trabajo, que podríamos entender como un “entrenamiento mental”, ha de llevarse a cabo por una persona que posea la formación necesaria para abordar de manera profesional esta actividad, igual que ocurre en otras disciplinas (psicología, pedagogía, etc.). Debemos tener en cuenta que existen muchas personas que pueden presentarse como 

coaches sin tener la formación que pueda acreditarles para ello, simplemente porque es un tema que les interesa por lo que han leído sobre ello, o porque ya han sido clientes de un coach y consideran que con lo que han aprendido es suficiente para poder ayudar a otras personas. Por ello, considero fundamental asegurarnos de que aquella persona en la que hemos decidido depositar nuestra confianza, realmente posee los conocimientos y aptitudes necesarias para ayudarnos en la consecución de nuestros objetivos. Y es que, al final, la confianza va a ser clave para que este trabajo se lleve a cabo con el mayor éxito posible. 

 

 

Ana Pérez, Psicóloga.