Adicción al Sexo

 

Adicción al sexo

 

Esta adicción es una de las más negadas en nuestra sociedad debido al tabú que aún hoy envuelve al sexo. No existe un perfil claro, aunque sí suele darse más en hombres, y de edades comprendidas entre los 20 y 40 años. El adicto al sexo comienza teniendo fantasías, que van aumentando en cuanto a duración y frecuencia y que acaba llevando a cabo. El cumplir estas fantasías no resulta suficiente para saciar sus deseos, es por ello que cada vez necesita de más encuentros sexuales o sensaciones más intensas (encuentros con más de una persona, exponerse a situaciones de riesgo, ...). 

El sexo se convierte en una herramienta para aliviar (momentáneamente) la ansiedad, produciendo una grave interferencia en su vida con graves consecuencias para él y para su entorno más cercano: sentimientos de culpa, riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual, bajo rendimiento en el trabajo, problemas familiares, ruptura de pareja, etc.